Proyecto Centro Andaluz

El Centro Andaluz de La Habana, supone uno de los exponentes más destacables de identidad andaluza en América…

El proyecto de Reactivación del Centro Andaluz de la Habana pretende apoyar la reactivación del Centro Andaluz en La Habana mediante la dotación de material para recuperar la instalaciòn del centro y algunas inversiones de mentenimiento. El Centro, toda una institución. con más de 100 años de vida, atraviesa un momento crítiico y ha estado varios años cerrado. Necesirta de la solidaridad para poder reabrir sus puertas plenamente y cumplir con la misión de ser lugar de encuentro de la comunidad andaluza y la comunidad cubana y de ser espacio que apoiye a la comunidad andaluz en Cuba.

La Asociación “Andalucía Cuba: puente de cooperación para el desarrollo sostenible” ha firmado un convenio de colaboración con el Centro Andaluz de la Habana a fin de contribuir al fortalecimiento de la relación entre Andalucía y Cuba, en especial al fortalecimiento del Centro Andaluz en La Habana.

Varias razones motivan este acuerdo:

1) Los Centros Andaluces poseen un gran valor patrimonial debido a la significación histórica, cultural y social que tuvieron esos organismos en España a principios del siglo XX como órganos articuladores de la identidad andaluza, a partir de la obra intelectual de Blas Infante, quien fundó el primero de esos centros en Sevilla en 1916.

El Centro Andaluz de La Habana, inaugurado el 11 de febrero de 1919, supone uno de los exponentes más destacables de ese movimiento de identidad andaluza en América, al lograr un importante reconocimiento a nivel internacional.

Junto a esta función primigenia, el Centro Andaluz de La Habana se propuso desde un inicio la misión de fomentar la unidad y la solidaridad entre los andaluces, sus descendientes y afines en Cuba. Entre sus objetivos estuvo siempre divulgar todas las manifestaciones del arte y la cultura andaluza, a la par que propiciaba la búsqueda de lazos y raíces familiares entre uno y otro lado del océano, fomentando el hermanamiento entre Andalucía y Cuba.

2) Existieron relaciones muy estrechas entre la Oficina del Historiador de la Ciudad de la Habana, OHCH, dirigida por Eusebio Leal Spengler, y el Centro Andaluz de La Habana que tuvieron su esplendor cuando se materializó un proyecto de Cooperación internacional, respaldado por la Junta de Andalucía, para establecer la infraestructura edilicia y equipamiento necesarios que permitieran su refundación. Esto se logró trasladando el Centro desde su antigua sede (Prado 104) a su actual inmueble en Prado 356-358, entre Neptuno y Virtudes.

Auspiciado por la Junta de Andalucía, este proyecto fue ejecutado por la dirección de inversiones de la OHCH y contempló, además, el diseño de un plan cultural comunitario de revitalización sociocultural.

3) Los contactos entre Eusebio Leal Spengler y el pueblo de Andalucía fueron muy estrechos hasta los últimos días de su existencia. Así, por invitación del Ayuntamiento de Córdoba, en abril de 2019 Leal pisó por última vez tierra andaluza a pocos meses de conmemorarse el 500 aniversario de la fundación de la villa de San Cristóbal de La Habana.

De ese viaje ha quedado constancia gracias a la publicación del libro Eusebio Leal, desde las dos orillas, editado por el sello cordobés Utopía Libros, con el patrocinio de la Delegación de Solidaridad del Ayuntamiento de Córdoba, la Delegación de Cooperación al Desarrollo de la Diputación de Córdoba, Famsi, la Universidad de Córdoba y la Fundación Andaluza Memoria y Cultura.

Nos motiva la solidaridad, la cultura, la coopoeración, el progreso en base a los principios del desarrollo sostenible de Andalucía y de Cuba.

4) El Centro Andaluz de La Habana se encuentra enclavado en el Paseo del Prado, uno de los espacios urbanos de mayor importancia por los valores arquitectónicos y simbólicos de sus edificaciones, entre las cuales destaca el Capitolio Nacional, que fuera restaurado por la OHCH en 2019.

Al estar situado en esa zona privilegiada, muy cerca del Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”, esto hace que la preservación y gestión de dicha institución dedicada a la cultura andaluza deba ser un ejemplo de buenas prácticas a tenor con los aspectos novedosos de la recién aprobada Ley General de Protección al Patrimonio Cultural y al Patrimonio Natural.

En especial, resulta decisivo que se aproveche el potencial para promover el acceso a la diversidad cultural y su disfrute, siendo fuente de inspiración para la creatividad y la innovación que generan los productos culturales contemporáneos y futuros.

Como consecuencia de la pandemia de COVID y de la triste pérdida de su presidenta y el nuevo presidente que la sucedió, el Centro ha sufrido un parón en su actividad. Una nueva Junta Directiva con un nuevo presidente, el Señor Isidro Jiménez Martínez, a partir del verano de 2023, está dando un nuevo impulso para reactivar el Centro Andaluz, un impulso que merece el apoyo institucional tanto desde Andalucía como desde Cuba.

No es casualidad que el interés por contribuir a la revitalización del Centro Andaluz de La Habana provenga de los anfitriones de Eusebio Leal en su última visita a Andalucía, quienes animados por sus enseñanzas y la experiencia de trabajo cooperativo constituyeron en 2019 la asociación sin ánimo de lucro “Andalucía Cuba: puente de cooperación para el desarrollo sostenible”, proponiéndose como objetivos fomentar el intercambio a todos los niveles: social, económico, cultural, deportivo, académico, político o institucional con vistas a promover el desarrollo humano sostenible y los valores de la igualdad, la equidad, los derechos humanos, la soberanía de los pueblos, la fraternidad y la justicia social.

Esta colaboración está siendo avalada por las embajadas de Cuba en España y de España en Cuba y se proyecta para encontrar el respaldo y apoyo de otras instituciones tanto cubanas como españolas y andaluzas, así como otro tipo de entidades que pueden compartir este objetivo común de revitalización del Centro Andaluz, comenzando por el gobierno de la Junta de Andalucía, universidades, empresas y entidades de sociales y cooperación de Andalucía, el Ministerio de Cultura de Cuba y otos ministerios, la Oficina del Historiador y otras entidades.

El arranque del proyecto está costando trabajo porque las instalaciones del edificio necesitan de una reparación de mantenimiento. Se necesita arreglar ascensor, alumbrado, algo de mobiliario, pintura, climatización y audio para poder desarrollara las actividades culturales y sociales. La colaboración mediante esta campaña permitirá poner en funcionamiento el centro en plenas condiciones y poder buscar el apoyo institucional para dar continuidad a la programación de actividades.